Retos de.. ¿futuro?… de la Industria 4.0

Como en cualquier movimiento emergente, son muchos los retos que la Industria 4.0 tendrá que afrontar en los próximos años, muchos de los cuales están aún por descubrir y no serán identificados hasta que muchas de las tecnologías implicadas en este movimiento no se generalicen en la Industria. Aún así, a día de hoy, ya se apuntan algunos retos de futuro que tanto instituciones como empresas que se quieran adherir a esta nueva revolución deberán afrontar a corto y medio plazo para crear un ecosistema adaptado para el desarrollo de esta nueva industria. A los efectos del presente artículo, desde Arbonies & Asociados, queremos contribuir al desarrollo de la Industria 4.0 identificando algunos de éstos retos y ubicándolos en el contexto actual de nuestro tejido económico y empresarial.

1. Conectividad. La máquina conectada es una disrupción importante en muchos sectores tradicionales de la industria en los cuales existen importantes resistencias a que la información de la máquina trascienda de la misma. Superar esos miedos es un importante reto que hay que asumir para subirse al carro de la Cuarta Revolución.

Hay que tener en cuenta las herramientas IT, más allá de transformar la forma en la que nos comunicamos con los clientes, pueden transformar la forma en la que generamos y entregamos valor, debemos dejar de pensar en el producto para pensar en el cliente y en el negocio. La conectividad puede permitir conocer más y mejor al cliente como usuario de la tecnología y del conocimiento, acompañarle en sus procesos y fortalecer la presencia de nuestra empresa en el mismo, como elemento estratégico clave de su cadena de valor. La conectividad no es un fin, es un medio, debemos reflexionar sobre a donde podríamos llegar de la mano de la misma, en clave de competitividad, en clave de negocio.

2. Virtualización, será necesario contar con infraestructuras IT sólidas y modulares, que permitan optimizar necesidades y costes, por lo que será necesario que las empresas industriales apuesten por la virtualización, subirse a la nube. La infraestructura IT de una empresa industrial deberá ser modular y pasar de ser una inversión en instalaciones, personal y equipos a ser un gasto corriente por la contratación de entornos seguros en la nube, con máquinas virtuales seguras y replicadas. Sólo así se podrán abordar con éxito proyectos de conectividad, monitorización y análisis big data que exigen de elevada capacidad de almacenamiento y de procesado de datos. La IT pasa a ser un gasto de explotación.

3. Ciberseguridad. La apertura a la red de un torrente de información y de datos hasta ahora limitados a la máquina, al proceso y a la planta a través de sistemas tradicionales de control de la producción en planta, provoca importantes miedos en las empresas industriales, es por esto que la oferta de servicios de ciberseguridad como soporte a la Industria 4.0 es un reto y una oportunidad de presente y de futuro para el sector IT que debe dotar de herramientas de seguridad a la industria para avanzar en este proceso.

4. Trazabilidad de la información y veracidad del dato (Big Data). Es necesario desarrollar protocolos de transmisión y de comunicación de datos estables y seguros con tiempos de latencia muy cortos, centralizar esos datos en motores virtuales estables y sólidos sobre los que actúen algoritmos Big Data que permitan obtener información fiable y veraz, y todo esto prácticamente a tiempo real para dar veracidad al dato. Por todo esto, es necesario desarrollar infraestructuras sólidas y arquitecturas fiables y seguras, que permitan controlar la trazabilidad de la información, el origen de los datos, su transmisión y procesado, dar respuestas rápidas que permitan identificar la realidad a tiempo real y dar veracidad al dato es un gran reto de futuro para el sector IT aplicado a la Industria.

5. Integración de soluciones IT diferentes en un único proceso. Es necesario desarrollar herramientas IT modulares que permitan su integración en diferentes entornos con soluciones a medida del cliente. El cliente no quiere sistemas individuales con elevados costes y tiempos de integración sino un único sistema a la medida de sus necesidades. Es necesario por tanto impulsar la colaboración y la especialización entre los desarrolladores e ingenieros IT al objeto de desarrollar soluciones integradoras para el cliente. En este punto, las asociaciones o los clústeres pueden y deben jugar un papel facilitador importante en esta potencial integración de la oferta de soluciones IT.

6. Protección de la propiedad intelectual e industrial. Es necesario reflexionar sobre los límites actuales de la misma, ¿podemos desmaterializar la propuesta valor de la industria con unos modelos de protección de la propiedad intelectual e industrial del siglo pasado? Es un debate interesante que tarde o temprano se debe abordar. Tradicionalmente la propiedad industrial ha estado excesivamente vinculada al producto del conocimiento, al elemento o solución material pero cómo protegemos ese conocimiento. Mientras las instituciones debaten y discuten sobre este asunto, la mejor solución a día de hoy sigue siendo la tradicional, entrando en el mercado lo antes posible con una buena estrategia de lanzamiento y con los medios humanos, materiales y financieros adecuados.

7. Formación y competencias. De cara a los próximos años, es necesario que tanto las instituciones como el tejido industrial trabajen de la mano para afrontar el reto de ir construyendo la base de talento necesario para traccionar esta revolución en nuestro entorno. Impulsar dinámicas colaborativas que permitan acercar la formación a las empresas y las empresas a la formación, serán necesarias para tender puentes y construir hoy el talento necesario para la competitividad empresarial del mañana.

En este punto, nos remitimos al artículo Habilidades y Empleo en la Industria 4.0 publicado el pasado noviembre por Ángel Arbonies en nuestro blog, Innovation Brokers, artículo que desarrolla en profundidad este reto tanto desde la vertiente empresarial como institucional y educativa.

Como señalábamos al principio, estos son sólo algunos de los retos que se apuntan en esta fase incipiente de la Industria 4.0, pero muchos de los retos de futuro para este movimiento están aún por descubrir no siendo los más relevantes los retos tecnológicos sino los retos de negocio. A día de hoy sólo vemos la punta del iceberg de lo que la industria 4.0 puede hacer por la transformación de la propuesta valor de las empresas industriales de nuestro entorno, pero de cara al futuro debemos mirar más allá, más abajo, sólo así alcanzaremos el éxito en la transformación.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.