HABILIDADES Y EMPLEO EN LA INDUSTRIA 4.0

¿Se creará o se destruirá empleo con la industria 4.0? ¿Que perfiles de capacidades se requerirán? ¿Cómo se llegará a alcanzar estos perfiles?

Estas preguntas nos vienen a la cabeza al analizar la importante disrupción que se avecina con la llamada fabricación inteligente. La promesa de la llamada Industry 4.0 es generar nuevos modelos de negocio, aumentar la productividad y generar puestos de trabajo cualificados en la industria. Nuevos productos y servicios, creciente demanda y empleo cualificado: suena muy bien. Sin embargo según Boston Consulting Group (BCG) la automatización y la deslocalización de actividades produjeron un descenso en la mano de obra industrial del 18% en Alemania en los años previos al 2013. El informe de BCG en 2015, en el que está basado este post, se ha hecho pensando en un horizonte hasta 2025 y es mucho más optimista aunque exige acciones concretas, no dejarse llevar, por parte de las empresas líderes, el sistema educativo y gobierno.

Como hemos dicho en muchas ocasiones esta disrupción tecnológica que supone la manufactura inteligente, afectará a la industria en su totalidad y está lejos de ser solo una nueva ola de automatización como algunos, con clara miopía, insisten en ver. El informe del BCG afirma que aprovechar todo el potencial 4.0 sucederá abordando 5 aspectos:

  1. Mayores niveles de customización y mayores cuotas de flexibilidad en las líneas de producción.
  2. Implementación de nuevos modelos de negocio para adaptarse a nuevos mercados.
  3. Desarrollo de servicios en toda la cadena de valor. ( por ejemplo en los servicios post venta como hace SEEREX al dotar de conectividad e inteligencia a los datos de rendimiento de las máquinas )
  4. Aumento de la demanda de servicios de conocimiento para crear, diseñar y fabricar, más robots, más impresoras 3D, sistemas de visualización, su conectividad, su transmisión a través de sensores etc. para la propia industria y a medida de distintas necesidades en otros sectores (salud, envejecimiento, energía, ocio y deporte, construcción).
  5. Y por supuesto la automatización de plantas de fabricación actuales

Es muy posible que muchos puestos de trabajo se pierdan pero nacerán otros, eso sí más cualificados. BCG calcula el nacimiento de 350.000 empleos en su análisis. La ecuación es la siguiente: pérdida de 610.000 empleos en manufactura (producción y ensamblaje)  compensados con 210.000 empleos muy cualificados en roles de Análisis TICs e I+D y 760.000 provenientes de la creación de empleo en los apartados 1-4. La automatización en principio reduce empleo pero el resto lo crean. Ese es el punto de vista astuto de la 4.0

Está claro que se utilizarán maquinas y robots para ganar productividad pero no está tan claro que estos sustituyan a las personas. La automatización completa no es realista, al contrario es un mal objetivo en todos los sentidos. Es mejor pensar en maquinas que asisten a las personas, no que las sustituyan, y eso redundará en beneficios para todos.

Si este es el camino elegido, las personas deberán contar con nuevas habilidades para trabajar en la industry 4.0. Las habilidades hard deberán enseñarse en cada situación específica y girarán en torno a la comprensión de los sistemas, habilidades para cambios de herramientas  en máquina, programación desde el nivel usuario hasta habilidades de programación más sofisticadas. Las habilidades soft cobran importancia máxima: flexibilidad, trabajo en equipo, capacidad de aprendizaje… etc. Estas habilidades se desplegarán en trabajo en línea, asistencia en mantenimiento, análisis de datos desde posiciones remotas… Esto va a exigir una concienzuda planificación de las capacidades disponibles, gestión por competencias y gestión de conocimiento a las empresas, que tendrán que adoptar una visión basada en organización avanzada ligada al negocio actual y a nuevos modelos de negocio.

Desde el sistema educativo se debe ofrecer a esta evolución de la industria nuevos perfiles profesionales.

Desde el punto de vista de contenidos llamémosles técnicos, es evidente la necesidad de hibridación de habilidades TICs con mecánica, mecatrónica, ingeniería de sistemas, programación, diseño, etc. huyendo de la híper-especialización. Desde otro punto de vista, la ingeniería de organización debe complementarse con capacidades de gestión y organizativas.

Desde el punto de vista de formatos deberá aumentarse de forma significativa la formación dual, empresa + aula, y sistemas de evaluación basados en proyectos reales. El estudio de BCG hace hincapié en la necesidad de crear y desplegar nuevos currículos en IT aproximando la programación y el dominio de IT a otras profesiones a través de distintos métodos incrementando significativamente la formación continua y por supuesto los cursos online y la formación in company.

Todo esto exigirá un nuevo contexto para manejar con flexibilidad la oferta formativa y permitir adaptarla continuamente a las necesidades empresariales, evitando la tentación de crear titulaciones sin sentido, sino centrarse en habilidades específicas para la industria 4.0.

 

Angel Arbonies

Mphil en Gestión de la Innovación

Un comentario en “HABILIDADES Y EMPLEO EN LA INDUSTRIA 4.0”

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .