Trabajo en equipo

Una de las cuestiones que menos ha progresado en el mundo de la gestión empresarial es el conocimiento de las formas de trabajo en equipo. Desde luego es algo fundamental en nuestro tiempo donde vivimos reunidos y trabajamos en interacciones y comunicación constante.

Las aproximaciones al trabajo en equipo que vienen de las ciencias sociales, del coching, de las técnicas de recursos humanos adolecen de una falta capital: se fijan sobre todo en los individuos, tratando de que estos se “comporten” mejor respecto al grupo, y olvidan el sistema relacional, es decir lo que sucede entre ellos. Si alguna vez se aproximan a las interacciones y relaciones entre las personas, las analizan desde una óptica racional y estática. Los que asi analizan el trabajo en equipo dicen “lo que hay que hacer” pontificando desde fuera, rara vez son parte de la experiencia. Una inflación de coachers nos dirán todos los días lo que hay que hacer para desarrollar una buena dinámica de trabajo en equipo. Imaginense a un aficionado al futbol “diciendo” lo que hay que hacer a los futbolistas viendo el partido desde la grada.

Lo primero que nos conviene es disitinguir claramente para que estamos juntos, porque las actividades de coordinación no se parecen en nada a las creativas, y sin embargo aparentemente, desde fuera, estamos juntos. Para la coordinación reza el liderazgo y la preparación de las reuniones, los roles, y la distribución de tareas, mientra que para las reuniones creativa estas reglas son la receta para la decepción. Este es uno de los errores básicos en la organización de la innovación.

En las rutinas creativas, rutinas para crear, que son rutinarias por cadencia y repetición, como el escritor que se pone todos los días a una hora a escribir su novela, rutinarrimante, para hacer creativdad. Luego unos días serán más inspirados que otros, pero la rutina creativa dará sus frutos.

Pues bien en estas rutinas las interacciones entre los individuos son un tarea compleja y desde esa complejidad debe tratarse. Este tratamiento de la complejidad trata de despertar la inteligencia de los individuos, no su obediencia, asi que se trata de buscar un espacio en el que las relaciones crezcan en espiral positiva y no descendente. Esto se consigue con pocas reglas y contrariamente a lo que se piensa, los objetivos se generan dentro, con autoorganización.

Royalty-free 3d computer generated clipart picture image of a team of 8 blue people holding up connected pieces to a colorful puzzle that spells out "team," symbolizing excellent teamwork, success and link exchanging.Para las rutinas creativas de los grupos el factor que mejor cohesión crea entre los individuos es el conocimiento, asi que si establecemos una s reglas de intercambio deinformación y conocimiento, el vinculo social que se crea hace que el grupo adquiera un sentido comunitario que hace que progresivamente se afiance, el intercambio mejore, mejora el vínculo y se obtienen espirales positivas que hacen madurar al grupo y sus resultados. El individuo crece y la comunidad madura.

El trabajo desde fuera no existe. Se trata de entender esta dinámica, no hay líder específico que controle sino que la labor es puramente de arbitraje haciendo que exista reciprocidad en las aportaciones.

Esta es la nueva gestión de equipos para la innovación sin la cual los lideres inoculan en los equipos el mal que quieren combatir y simplemente no consiguen resultados.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .