Los secretos de la innovación revelados

Cuando Dennet explica la consciencia dice que el cerebro acostumbra a cubrir de su propia cosecha partes que no está explícitas en una pintura o un diálogo por ejemplo, rellena espacios por decirlo de alguna manera. Por esta razón existe la magia porque quienes la practican engañan al cerebro que “construye” por su cuenta. Le animan a pensar en una dirección. Cita Dennet a Lee Siegel que cuando explica la magia milenaria de la India, probando que la magia es un conjunto de engaños mentales, nota que las personas se resisten y le preguntan por la verdadera magia, como si fuera un acto de poder supernatural, y para no caer en la decepción prefieren no creerle. Por magia verdadera la gente piensa en milagros. Pero esa es precisamente la magia que no es real, la real es la que engaña a la mente.

Different Idea Search

Con la innovación sucede lo mismo.

Las personas quieren oír hablar de verdadera innovación como algo espontáneo, explosivo y milagroso, y en cierto modo fascinante, así que cierran los oídos cuando les hablan de la forma en que sucede la innovación. Sobre todo piensan en algo nuevo, nunca visto, sorprendente, así que cuando les hablas de innovación, te dicen “si, pero” estamos buscando innovación… ¿verdadera? ¿?

La explosión mediática alrededor de la innovación tiene el mismo tono de búsqueda de cosas sorprendentes. De hecho los medios son quienes menos interesados están en desvelar ningún secreto de la innovación. En su día escribí de la Innovación “los viernes a la tarde” cuando en grandes recintos los magos, léase conferenciantes de la innovación, presentan, cha – chan, sus hallazgos, más veces los de otros, para auto – maravillarse y ganarse el aplauso de la audiencia sorprendida. Loa evaluadores de programas públicos, y los profesores de innovación y creatividad caen en el mismo error.

Nada malo existe en este espectáculo mediático, no empresarial, si estimula a innovar, pero me temo que produce el efecto contrario. Se instala una idea mágica de la innovación sin querer atender a sus entresijos lo que curiosamente hace a las personas y organizaciones menos innovadoras, no más.

Pero la desmitificación se consigue hablando del trabajo diario de la innovación que se asienta sobre una organización sencilla, pero a salvo del día a día, para innovar. Así que algunos trucos revelados de la innovación son y serán de gran utilidad para quienes quieran la innovación verdadera, no la mágica.

La innovación no es generalmente algo nuevo ni sorprendente sino la unión de aspectos dispersos que ya estaban ahí, unir puntos, de mercado y tecnología, no especialmente rupturista sino hibridaciones, una oferta que cubre de forma mejor que sus precedentes las necesidades de los usuarios y que encuentra un camino o lógica de negocio para hacerla accesible, apetecible y deseable, mientras tiene la habilidad de obtener valor económico, monetarización, y social que hace el producto servicio atractivo y escalable.

No todo lo nuevo es innovación, y muchas innovaciones no son nada nuevo en el sentido etimológico de la palabra. Así que dejen de buscar detrás de las cortinas, la innovación está en sus manos. Cha – chan (póngase cara de asombro por favor).

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.