Gestionar en situaciones de incertidumbre

incertidumbreLa mayor contradicción para gestionar una organización en condiciones de incertidumbre es querer gestionarla como si el entorno fuera un espacio cierto y previsible. Cuando se teme la incertidumbre, externa, nace la obsesión por el procedimiento y la planificación, internas, como elemento sustitutivo, seguro y estable de la realidad. De hecho hemos llegado al punto en el que algunos mediocres prefieren el procedimiento como representación de la realidad, a la complejidad de la propia realidad, porque es lo que pueden manejar o imponer. La vieja gestión se ha construido sobre estos mimbres.

Pero una sociedad solo avanza si sus ideas avanzan. Los principales obstáculos son los memes que son pensamientos que están ahí, sin saber quien los ha puesto, en el imaginario colectivo, repetidos, sin saber quien los ha pensado, y que se instalan como verdades. Lo que sí sabemos es que fueron pensados para un tiempo pasado, y si no los repensamos son mantras repetidos por líderes de opinión hasta formar una “verdad” sin que nadie la cuestione. Los tres grandes memes de la vieja gestión empresarial y que chocan con la innovación son: la estabilidad, el tamaño, y las fórmulas de éxito en el pasado.

La estabilidad es un mantra repetido como condición para los negocios pero solo es un deseo, un meme y no una evidencia, porque lo estable es una situación excepcional, el equilibrio es solo un punto entre muchos. Y sobre todo no se puede gestionar para la estabilidad sino acoplarnos al dinamismo existente. En este caso creo que muchas veces la limitación proviene de quien tiene que gestionar, del dirigente que no es atrevido o curioso, del dirigente que se arruga y prefiere procedimentar.

El tamaño de las empresas es otro mantra, cuando es notorio que la sociedad del conocimiento consigue resultados espectaculares con empresas de menor tamaño que en la sociedad industrial, y que las economías de escala han desaparecido. Sin embargo gestionamos obsesivamente para aumentar el tamaño de todo tipo de organizaciones como si eso fuera más seguro y menos incierto. La añoranza del éxito pasado es el tercer gran meme que tiende a replicar las acciones del pasado en las condiciones del futuro lo que muchas veces es una receta para el fracaso.

Nuestra envejecida sociedad no ayuda a que las nuevas ideas se impongan sobre estos memes en todos los campos, empresarial, pero también políticos y sociológico, simplemente porque las viejas generaciones buscan la certeza, la estabilidad, y se apoyan en los éxitos del pasado. Sin embargo nos conviene que brote la curiosidad no el miedo disfrazado de sentido común, pausa o experiencia. Pero se necesita grandeza. Grandeza porque se pasa de mandar a gobernar haciendo más inteligentes a las personas, no menos. Se pasa de programar a sugerir, seducir, acompañar, a no intervenir, potenciar, animar, a empleados y emprendedores, tolerar la emergencia de nuevas situaciones, dar información y permitir la participación. Se necesita grandeza para dejar de ser imprescindibles y protagonistas.

Para gestionar en condiciones de incertidumbre solo que hay que empezar por aceptarla.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .