Comunicación no verbal

Las conversaciones que tenemos en los equipos de trabajo, también en la vida real, no son las que vemos en las películas donde unos a otros se dan paso sin interrumpirse. La conversación habitual es una mezcla de palabras imprecisas, lenguaje verbal y también lenguaje no verbal con el que el interlocutor construye la recepción del mensaje. El cerebro procesa y rellena huecos para hacerse una opinión de lo que escucha y ve.

Así que los gestos te pueden ayudar y todo lo contrario porque a veces queremos comunicar algo y nuestros gestos simplemente no nos ayudan. ¿Alguna vez has notado que cuando las personas sienten pasión por lo que están diciendo, sus gestos se convierten automáticamente en más animados? Sus manos y sus brazos se mueven, haciendo hincapié en puntos para transmitir entusiasmo. Los estudios demuestran que las personas que se comunican a través de gestos activos tienden a ser evaluados como personas cálidas, agradables y llenas de energía, mientras que los que usan gestos mecánicos o de “madera” se ven como personas demasiado lógicas y frías.

Cuando los líderes no utilizan correctamente los gestos (dejan que sus manos cuelgan inertes a un lado, las esconden en los bolsillos o cierran sus manos delante de su cuerpo), están sugiriendo que no están emocionalmente conectados con los temas que están tratando, y no se dan cuenta del impacto de su comportamiento no verbal en la audiencia. Si un público no confía en el presentador, o al menos le hace interesarse en lo que está diciendo entonces será imposible transmitir ningún mensaje. Da igual lo que diga o lo fuerte que hable.

La confianza se establece a través de la congruencia – en la alineación perfecta entre lo que se dice y el lenguaje corporal que lo acompaña. Si los gestos del hablante no están totalmente de acuerdo con las palabras, el público, consciente o inconscientemente, percibe duplicidad, incertidumbre y conflictos internos. Desconectan. Porque el público siempre está evaluando la sinceridad de un líder.

Los gestos más auténticos comienzan décimas de segundo antes que las palabras que los acompañan. Como muy tarde debe ser coincidente con la palabra, pero nunca debe hacerse después de la palabra. Para usar gestos con eficacia, los comunicadores deben ser conscientes de sus movimientos y saber la forma más probable de ser percibido. Éstos son algunos gestos comunes y los mensajes detrás de ellos:

Gestos emblemáticos – Aprendemos gestos emblemáticos en casa, en la escuela, y en otros entornos sociales. Por ejemplo el signo del pulgar alzado que comúnmente se entiende por “buen trabajo”, “OK” o “todo está bien”.

Gestos pacíficos– Cuando estás nervioso o estresado, la gente se apacigua con una variedad de gestos de auto-tacto. Para relajarse los comunicadores se frotan las piernas, se tiran de los cuellos de la camisa, cruzan los brazos en una especie de “auto-abrazo.” Etc. En una presentación púbica estos gestos no funcionan porque cualquier gesto pacificador (retorcerse las manos, frotarse la frente, jugar con las joyas o el pelo , etc.) hace que el presentador parezca inseguro.

Gestos ilustrativos – Todo el mundo produce gestos ilustrativos de forma espontánea y sin darse cuenta mientras habla. Rara vez pueden pensarse todos los gestos y hacerlos conscientemente, pero en la práctica se utilizan con gran eficiencia para cubrir una gama sorprendentemente de aspectos de la comunicación. Se usan para ilustrar un punto físicamente, como cuando se apunta a un párrafo especial, en un contrato o moviendo la mano hacia la derecha señalando dirección. Algunos de los más comunes son:

Palmas de las manos abiertas en un ángulo – (inclinada a un ángulo de 45 grados) es señal de franqueza y apertura. Para parecer veraces la gente tiende a usar gestos abiertos, mostrando las palmas y las muñecas y separando las manos y los brazos fuera de sus cuerpos, como si dijera: “Mira, no tengo nada que ocultar”.

 Palmas arriba – Cuando se hacen girar las palmas hacia arriba y los dedos se extienden, se comunica la falta de algo que el hablante necesita o solicita

 Palmas hacia abajo – para indicar el poder y la seguridad. Esta es también una señal de control – como cuando se trata de silenciar una audiencia.

Palmas verticales – gesto vertical con la palma de la mano rígida se utiliza a menudo para demostrar la necesidad de una medición precisa – o para cambiar de ritmo y dar énfasis a ciertas palabras.

Puños cerrados – Cuando un orador agarra un objeto con fuerza, o agarra sus manos en la espalda, señala ira, frustración o una manera no verbal de decir, “me estoy aferrando a algo y estoy no lo voy a abrir para nadie “. Según el contexto, el gesto de puño cerrado también puede comunicar una advertencia de fortaleza inquebrantable para alcanzar un objetivo.

Apuntar con el índice– Son gestos que hacen los padres a sus hijos y si se utiliza en público significa dominación. A veces, si el apunte es muy agresivo, se transforma en la sensación de que quien lo hace ha perdido el control de la situación y resulta más cómico que efectivo.

Las manos en las caderas – Ya sea en un niño rebelde o un director general, con las manos en las caderas, uno de los gestos más comunes, se comunica una actitud desafiante, desde una posición de estar super- seguros de lo que se hace.

Manos ocultas – las manos ocultas quiere decir que te ves poco digno de confianza. Esta es una de las señales no verbales que está profundamente arraigada en nuestro subconsciente. En nuestra prehistoria, cuando alguien se acercaba con las manos fuera de la vista, era una clara señal de peligro potencial. Aunque hoy en día la amenaza de las manos ocultas es más simbólica que real, nuestro malestar psicológico se mantiene.

Gestos de dedos cruzados delante de la cara – Las palmas de las manos ligeramente separadas, los dedos de ambas extremidades cruzados ) se usan cuando alguien se siente seguro o cómodo con un tema que conoce bien. Los políticos, ejecutivos, profesores, y los abogados son muy aficionados a la utilización de estos gestos cuando hablan.

¿Cuál es tu lenguaje verbal? ¿Te traiciona o te ayuda?

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.